Enriquecimiento en las Altas Capacidades


El problema y algunas orientaciones para el alumnado con altas capacidades

Entre las diferentes medidas educativas para dar respuesta  las necesidades educativas del alumnado con altas capacidades, el enriquecimiento es sin duda una de las más pertinentes en muchos de los niños y niñas. Será necesario no obstante, conocer el perfil del alumnado con altas capacidades, los recursos del centro, aula…, para definir una u otra respuesta educativa.

Enriquecimiento Altas Capacidades

Existe una práctica habitual tristemente, que consiste en realizar el enriquecimiento desde la falta de conocimiento de las verdaderas necesidades educativas en los niños y niñas con altas capacidades, ofreciendo “más de lo mismo”. Esto lleva a dos tipos de respuestas. Por un lado, el alumnado más “conformista” realiza las actividades para satisfacer las necesidades de otros (sus docentes), pero desde luego no las suyas, preguntándose ¿por qué tengo que realizar más ejercicios  que los demás, si lo hago bien?

Otros y otras, se enfadan, entristecen e incluso reivindican la prescripción del “más de lo mismo” sin entender por qué les ha tocado eso.

Por supuesto, según la personalidad de los niños y niñas y no de sus altas capacidades, como muchos lo harían, se desarrollan comportamientos nada deseables, y además malinterpretados por los docentes en el peor de los casos. El alumnado con altas capacidades termina por dejar de realizar esos trabajos “extra” a los que ningún sentido encuentran, perderlos “accidentalmente”, e incluso manifestar un  rendimiento inferior a sus verdaderas posibilidades para así poder evitarlos.

El problema del enriquecimiento en las altas capacidades no termina aquí. Los docentes, observan que la actitud del alumnado no es la que esperan –fruto de mitos y estereotipos alejados de las altas capacidades-, sus resultados empeoran, no manifiestan interés…, por lo que lo más frecuente es que se considere que el alumnado no necesita un enriquecimiento, e incluso se lleguen a cuestionar sus verdaderas capacidades.

Para evitar el problema del enriquecimiento, en primer lugar, es necesaria la formación en altas capacidades. No obstante, se brindan a continuación algunas orientaciones para el enriquecimiento en el alumnado con altas capacidades, que si bien son obvias, parecen no haber fraguado todavía en los centros educativos.

  • Conocer las capacidades implica conocer sus puntos fuertes y débiles, para determinar los objetivos de la intervención educativa en el alumnado con altas capacidades, que centrará su atención en todas ellas.
  • Conocer sus intereses y motivaciones, sobre todo esos temas de interés que les apasionan o hacia los que sienten un especial agrado, para a partir de ellos, considerar con ellos cómo puedo profundizar en sus intereses, hacia cuáles y cómo integrarlos en el currículo.
  • Cómo aprenden y de qué forma prefieren hacerlo, nos orientará sobre qué tipo de metodología puede ser más adecuada para desarrollar sus altas capacidades.
  • Definir otras necesidades, no sólo de conocimiento, que puedan interferir en la realización del enriquecimiento. Un ejemplo en este sentido, puede ser la “desmotivación” académica, por lo que un enriquecimiento bien planificado, nos ayudará a mejorar su actitud hacia el aprendizaje escolar.
  • Determinar el nivel de competencia curricular, pues plantear objetivos educativos ya alcanzados, más que enriquecer, nos sitúa de nuevo en el “más de lo mismo”. Del mismo modo, los contenidos han de permitir, bien de forma horizontal (profundizando en ellos) o vertical (de cursos superiores) desarrollar una actitud positiva y motivadora hacia el aprendizaje.
  • Considerar que el trabajo en el aula, con sus compañeros y compañeras, presenta ventajas para todos ellos y favorece la inclusión.

Aunque estas sencillas orientaciones para el enriquecimiento en las altas capacidades parecen sencillas a priori, sólo desde la motivación docente y conocimiento del alumnado en profundidad, pueden ser desarrolladas de forma satisfactoria.

Pilar Herce Palomares – Psicóloga Especialista en Altas Capacidades

Colegiada num. CV6428 – Directora del Centro Despierta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorias Blog

Quejas, sugerencias y felicitaciones

He leído y acepto Política de Privacidad